Corey Johnson: Propone que transporte público se la ciudad el que lo maneje

0
229

Que se acabe la MTA y se cree una nueva agencia de transporte, manejada por la Ciudad de Nueva York y no por el Estado”. Esa es la propuesta que hizo este martes el presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, durante su primer discurso sobre el Estado de la Ciudad, en cual criticó duramente la falta de acciones efectivas por parte de la Autoridad Metropolitana de Transporte para mejorar un sistema del que dependen más de 8 millones de neoyorquinos.

En el discurso, ofrecido en la Guardia Community College y en el que sonó con mucha fuerza política, el líder del organismo legislativo municipal le pidió al gobernador Andrew Cuomo que entregue el control del transporte a la Gran Manzana, pues bajo su manejo, la situación va camino al abismo.

“Nunca le interesará a ningún gobernador poner las necesidades de la ciudad por encima de las necesidades del resto del estado. Pero siempre será el mejor interés de cualquier alcalde proteger a la ciudad”, dijo Johnson, quien agregó que la MTA se ha convertido en un organismo sin control, sin responsabilidad, al mejor estilo de un “Frankenstein de subsidiarias de tránsito” con 3,000 personas en su oficina principal.

“El Estado usa a la Ciudad como alcancía. Hacemos contribuciones, pagamos la mayoría del presupuesto de operaciones y en la junta directiva de 17 miembros solo nos dan cuatro sillas sin mucho poder para decidir”, dijo Johnson, explicando que su oficina creó todo un proyecto para clausurar la MTA y crear una nueva oficina a la que quisiera llamar BAT (Big Apple Transit).

El Presidente del Concejo explicó que el transporte público de Nueva York necesita reestructurarse, no solamente en el asunto de trenes, sino también de autobuses, de recursos, de educación y de costos.

“Tenemos los autobuses más lentos de todo el país (…) no necesitamos más paneles de académicos ni conferencias de prensa. Tenemos que tener el control de nuestro sistema de transporte y sé que podemos arreglar los problemas si nos dan ese control”, dijo Johnson. “Me dicen que soy ambicioso, que nunca va a pasar, pero tenemos que cambiar la manera de ver los problemas y si no hacemos cambios ya sabemos lo que va a pasar”, enfatizó el líder demócrata, agregando que el costo del tren debería ser de $1.40 y que con su plan podría pensarse al menos en congelar las tarifas, tal vez disminuirlas o por qué no hasta eventualmente eliminarlas.

El jefe del Concejo agregó que un nuevo organismo, controlado por la Administración municipal, debería designar a un diputado especial encargado de tener a su mando a la nueva autoridad de transporte junto al Departamento de Transporte y la Comisión de taxis y Limusinas

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here