Kim Yo Jong, hermana del líder de Corea del Norte, advirtió el lunes a la administración Biden que no “cause un hedor en su primer paso”, horas después de que la Casa Blanca dijera que no había recibido respuesta a su acercamiento a Pyongyang.

“Aprovechamos esta oportunidad para advertir a la nueva administración estadounidense que se esfuerza por desprender olor a pólvora en nuestra tierra”, dijo en un comunicado, según la agencia estatal de noticias del país.

“Si quiere dormir en paz durante (los) próximos cuatro años, es mejor que se abstenga de causar un hedor en su primer paso”, dijo. La advertencia se produce cuando EE.UU. y Corea del Sur realizan ejercicios militares simulados a menor escala. Además, el secretario de Estado estadounidense, Tony Blinken, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, acaban de aterrizar en la región para reunirse con sus homólogos japoneses y surcoreanos.

 El lunes temprano, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a periodistas que la administración se había comunicado con Corea del Norte y señaló que tienen “varios canales, como siempre hemos tenido, a través de los cuales podemos comunicarnos”.

“La diplomacia es siempre nuestro objetivo. Nuestro objetivo es reducir el riesgo de escalada. Pero, hasta la fecha, no hemos recibido ninguna respuesta”, dijo Psaki. Señaló que esto “sigue a más de un año sin un diálogo activo con Corea del Norte, a pesar de los múltiples intentos de Estados Unidos de participar”.

Sin embargo, expertos le dijeron a CNN antes del mensaje de Kim Yo Jong que es probable que Pyongyang rechace los esfuerzos diplomáticos por el momento por una serie de razones, incluida la pandemia de coronavirus, la revisión de la política de Corea del Norte en curso por parte del equipo de Biden, las reuniones en la región y la retórica de la administración.

La administración de Biden todavía está llevando a cabo una revisión de la política sobre Corea del Norte por parte de la administración de Trump, que podría anunciarse “en las próximas semanas», según un alto funcionario del Departamento de Estado. Si bien no es probable que el presidente Joe Biden escriba «cartas de amor” a Kim Jong Un como lo hizo su predecesor, la administración de Biden aún tiene que ofrecer una clara ruptura con la administración anterior en sus objetivos declarados para su enfoque de la nación ermitaña. En múltiples ocasiones, en testimonios, declaraciones o sesiones informativas, los funcionarios estadounidenses han dicho que su objetivo es “la desnuclearización completa de Corea del Norte”.

“Eso no es algo con qué comenzar para los norcoreanos”, dijo Jeffrey Lewis del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here