La selección de fútbol de Argentina clasificó el martes a la final de la Copa América al vencer 3-2 a Colombia en una tanda de penales donde se destacó el meta Emiliano Martínez, tras empatar 1-1 en el tiempo reglamentario, y buscará el sábado ante Brasil volver a levantar un trofeo luego de 28 años.

Argentina no se consagra desde el bicampeonato obtenido en 1991 y 1993, mientras que fue finalista en 2004, 2007, 2015 y 2016 sin poder ganar el título.

En los tiros penales, Martínez contuvo los remates de Davinson Sánchez, Yerry Mina y Edwin Cardona para darle la clasificación al conjunto “albiceleste”.

“No tengo palabras. Venimos hace 40 días encerrados, no vimos a nadie en una burbuja en la que estuvimos realmente solos. Lo dijimos el primer día: queríamos jugar la final, y qué mejor que jugarla con Brasil en su casa”, dijo el meta argentino tras el partido.

“Nos llevaron a los penales y esto es cuestión de suerte, hoy me tocó salir glorioso a mí. Brasil es un equipazo, pero nosotros tenemos al mejor del mundo y vamos a ir a ganar”, agregó.

Para Argentina convirtieron Lionel Messi, Leandro Paredes y Lautaro Martínez, mientras que Rodrigo De Paul desvió su disparo. En tanto que para Colombia anotaron Juan Cuadrado y Miguel Borja. 

En un inicio de partido vibrante y con mucha presión de ambos equipos, Argentina abrió el marcador a los 7 minutos por intermedio de Lautaro Martínez, tras un pase atrás de Messi dentro del área.

A partir de la desventaja tempranera, Colombia mantuvo la intensidad y el juego físico junto al desequilibrio por las bandas de Juan Cuadrado y Luis Díaz frente a un conjunto albiceleste al cual le costó aproximarse al arco rival.

El equipo dirigido por Reinaldo Rueda estuvo cerca de la igualdad en dos ocasiones durante la primera etapa a los 37 con remates a los postes de Wilmar Barrios y Mina.

En una jugada aislada de pelota parada, Argentina respondió a los 44 minutos con un remate de cabeza de Nicolás González que el meta David Ospina desvió al tiro de esquina con dificultad.

Para el reinicio, Colombia realizó modificaciones y apostó por una alineación más ofensiva, y llegó al empate a los 60 minutos a través de Luis Díaz, luego de un pase largo de Edwin Cardona.

Con el marcador igualado, el conjunto albiceleste se renovó con el ingreso de Angel Di María y creó varias oportunidades muy claras frente a la portería de Ospina que no pudo concretar a través del propio extremo, Martínez y Messi.

“Hay que salir con la cabeza en alto, el equipo lo dio todo hasta el final”, sostuvo tras el encuentro Ospina. “Tenemos un gran objetivo que es llegar a Qatar y lo que se hizo en esta Copa América es muy valioso”.

La final entre Argentina y Brasil se jugará el sábado en el estadio Maracaná de Río de Janeiro a Brasil. En tanto, Colombia jugará el viernes por el tercer puesto ante Perú en Brasilia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here