La Selección Argentina derrotó este sábado por 3-0 a Ecuador en Goiania y alcanzó así, con cierta comodidad las semifinales de la Copa América. En esa instancia lo esperaba Colombia, que en el primer turno de la jornada se impuso 4-2 en los penales ante Uruguay, tras empatar sin goles en los 90 minutos. Rodrigo De Paul, Lautaro Martínez y Lionel Messi, con un golazo de tiro libre, los autores de los goles. 

Fue bueno el comienzo del partido para el equipo de Scaloni, que presionó cerca del área de Ecuador que, fiel a las ideas de su entrenador, Gustavo Alfaro, se dispuso para jugar retrasado buscando limitando sus chances a los contraataques. 

En esa sintonía, apenas dos minutos tardó la Selección en probar al arquero Galíndez, con un lindo derechazo de Lautaro Martínez, que diez minutos más tarde volvió a rematar al arco, aunque esta vez salvó el defensor Arbolera, de cabeza. 

Un error en la salida de Ecuador, dejó luego a Messi mano a mano frente a Galíndez, pero el palo izquierdo le negó al capitán argentino la apertura del marcador.

Todo lo bueno que venía haciendo Argentina casi tambalea a los 37, cuando Palacios sacó un buen centro en defensa, que no llegó por poco a cabecear Valencia y luego se pasó de largo Franco ante una defensa argentina que había sido superada. 

Sin embargo, el susto duró muy poco porque en la réplica, la Selección encontró el gol que se le venía negando. Nicolás González primereó, Messi abierto por la izquierda cambió para De Paul que, con el arco a tu antojo, definió cruzado para poner el partido 1-0, a los 39.

El peor momento de la Argentina fue en el inicio de la segunda parte. Porque a diferencia de lo que había ocurrido en la primera mitad, los ecuatorianos se adelantaron en el campo de juego y tomaron el control del juego. Argentina, replegada, comenzó a sufrir los avances del rival, mientras Scaloni -nervioso como siempre- de deshacía en gritos como para que sus dirigidos reaccionaran. 

Lo que necesitaba Argentina era más bien lo contrario. Serenarse, pensar un poco y volver a tomar el control del partido. Scaloni vio que para eso debía poner fin a los problemas recurrentes en la zona de volantes, donde se notaba el cansancio argentino y mandó a la cancha para los últimos 20 minutos a Guido Rodríguez y Di María por Lo Celso y Paredes. Y unos minutos después reforzó el sector izquierdo con los ingresos de Tagliafico por González.

Entonces sí la Selección pudo volver a todo lo bueno que había hecho en la primera parte, pero más que nada a jugar otra vez cerca del arco de Galíndez. Entonces sí, a los 82, en una jugada iniciada por Di María,  que presionó bien la salida ecuatoriana, Messi abrió para Lautaro Martínez para que este definiera con un bombazo el 2-0 que le trajo tranquilidad al conjunto nacional.

El trámite lo cerró Messi, con un golazo de tiro libre desde la medialuna, tras una falta que había generó Di María en una contra, para el 3-0 final. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here