La que podría ser la boda del año se realiza mañana en North Salem, el suburbio menos denso del condado de Westchester, a unas dos horas de la ciudad de Nueva York. Se trata de la boda de Jennifer Gates, la hija del Bill Gates, el fundador de Microsoft, y su exesposa Melinda French Gates, filántropa y copresidenta de la Fundación Bill y Melinda Gates. Ella se casa con el campeón ecuestre.

 La boda se realizará en la finca de 124 acres, valorada en $16 millones, que sus padres le regalaron a Jennifer cuando se graduó de Stanford University. Desde hace varias semanas los organizadores de la boda han estado construyendo enormes pabellones elevados con ventanas de vidrio del piso al techo, en los jardines de la finca. También, frente a estos pabellones, luce una plataforma completamente al aire libre. Y es que, según se deduce por las fotos que comparten en sus redes sociales, les encanta la naturaleza.

 Una fuente le dijo al Daily Mail que la boda costará “al menos $2 millones de dólares”, algo que el medio calificó como “una miseria en comparación con las bodas reales, que han costado más de $ 70 millones”. Aun así, eso es casi diez veces más de lo que cuesta actualmente una boda promedio.

No hay muchos más detalles sobre la boda en sí, aunque sabemos que la despedida de soltera de Jennifer tuvo lugar en el hotel Rosewood Miramar Beach en California, donde las habitaciones cuestan entre 1,500 y $ 3,300 dólares por noche.

 Bill Gates llegó el jueves en helicóptero a NYC para celebrar la boda de su hija. Su exesposa, Melinda Gates y su hija llegaron a principios de semana, también en helicóptero. Desde entonces a madre e hija se les ha visto en diversas partes de la ciudad, como en un salón de belleza en TriBeca, preparándose para la boda.

Jennifer Gates, de 25 años, se comprometió a finales de enero con Nayel Nassar, un amigo que es cinco años mayor que ella y con quien comparte la pasión por la equitación. De hecho, él representó a Egipto en los Juegos Olímpicos de Tokio de este verano.

Al compartir la noticia en su cuenta de Instagram, dijo: “No puedo esperar para pasar el resto de nuestras vidas aprendiendo, creciendo, riendo y amando juntos. Sí, un millón de veces”.

 Él, también compartió la noticia en su página de Instagram, así: “Me siento como el hombre más afortunado (y más feliz) del mundo en este momento. Te amo más de lo que puedas imaginar, y gracias por hacer que cada día se sienta como un sueño. ¡Para siempre!”.

Hoy, al reportar sobre la boda que tendrá lugar en este selecto sector de Nueva York, recordó que no es la primera boda de alguien famoso que se realiza en el Hudson Valley: G eorge H. Walker Bush y su esposa Barbara se casaronn en esta zona, Marilyn Monroe y Arthur Miller, así como Chelsea Clinton Mark Mezvinsky, así como y Ted Kennedy y Joan Kennedy también se casaron en esta hermosa área, Famoso por sus prodigiosas atracciones naturales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here