Durante cuatro días la Unidad para las Víctimas llevó a cabo la tercera jornada de caracterización del daño que el conflicto armado causó en los integrantes del resguardo indígena páez el Líbano en Caquetá.

Yhina Paola Lombana López, directora territorial Caquetá Huila de la Unidad para las Víctimas, señaló que la actividad permitió conocer formas de organización, relacionamiento, autorreconocimiento y reconocimiento por terceros de esta comunidad.

“Hombres y mujeres, con un alto componente de jóvenes, hicieron recorridos territoriales, lo mismo que conversatorios, a través de grupos focales en los que se recogieron testimonios de los hechos violentos sufridos en el marco del conflicto armado.”

La toma de registros fotográficos, realizada con el objetivo de identificar las pérdidas materiales de esta comunidad indígena, puso en evidencia las ruinas de las viviendas donde vivían las familias desplazadas de manera forzosa, obligadas a padecer una incertidumbre durante años, según reveló la directora.

Pero fue la narrativa de las víctimas, colmada de historias de dolor e impotencia, lo que permitió conocer con mayor precisión la forma como afrontaron el destierro, asentándose a la fuerza en centros urbanos donde soportaron toda suerte de carencias además de las adversidades propias de estar fuera de su hábitat. 

A todo eso se resistieron, intentando mantener incólume su cultura Nasa, su esencia como habitantes originarios de la Pachamama.

“En los grupos focales las mujeres contaron con detalle el papel que cumplieron, cómo tuvieron que estar al frente del sustento de sus familias durante el desplazamiento mientras cuidaban los menores en condiciones bastante complejas, diferente a la tranquila cotidianidad que vivieron en sus mejores días”, señalo Lombana.

Ese cambio drástico generado por los episodios de violencia lo plasmaron en   dibujos con imágenes que comunicaron más que sus palabras.

De igual modo los hombres dejaron aflorar sus añoranzas de gratas vivencias en el resguardo. 

Para mediados del mes de agosto el equipo de la Unidad para las Víctimas retornará al resguardo páez El Líbano, donde se tiene prevista la cuarta jornada de caracterización del daño para revisar el atributo denominado “Proyecto colectivo”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here