Tras un consejo de seguridad convocado por el gobernador del Putumayo, Buanerges Rosero Peña, la Unidad para las Víctimas acompañó una misión humanitaria en coordinación interinstitucional, para valorar las condiciones de la población de la inspección Yurilla, jurisdicción de Puerto Leguízamo, luego de una alerta de una presunta incursión violenta de grupos armados ilegales.

La Unidad para las Víctimas, como principal actor humanitario del Gobierno nacional, articuló con los entes territoriales las acciones pertinentes para garantizar la atención a las personas que hubieren resultado afectadas por los hechos violentos, sin embargo, las entidades pudieron constatar que no se trató de una emergencia humanitaria de tipo masivo como se alertó en un principio.

A respecto, Germán Narváez, director territorial Putumayo de la Unidad para las Víctimas, dijo que “seguimos trabajando por defender los derechos humanos de la población de nuestro departamento y generar y recuperar la confianza en las instituciones, de igual manera volveremos a hacer presencia en el lugar para llevar atención a las personas que lo requieran”.

Con el fin de hacer seguimiento a la situación de orden público en este lugar, se realizarán un consejo de paz y una jornada de atención con las distintas instituciones los días 6 y 7 de noviembre próximos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here