La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia expresó este jueves su profunda preocupación por el incremento de la violencia en varias regiones del país desde principios de 2022, especialmente sobre defensores de los derechos humanos, lideres comunitarios, comunidades campesinas, pueblos indígenas y afrodescendientes

Ante esta situación, la delegación en Colombia del organismo de la ONU urgió a las autoridades a reforzar todas las medidas de protección adecuadas, tanto individuales como colectivas, para garantizar la vida y la integridad de las personas defensoras de los derechos humanos, particularmente en zonas rurales y en los municipios más afectados por la violencia.

Del mismo modo, reiteró su llamado a que todos los grupos armados en Colombia declaren un cese al fuego y las hostilidades y que respeten las disposiciones del derecho internacional humanitario para la protección de la población civil, especialmente en el caso de los defensores de las garantías fundamentales.

Condena por la muerte de dos activistas

En concreto, la Oficina indicó que posee información sobre “homicidios, ataques, amenazas, violencia y estigmatizaciones” contra integrantes de organizaciones de derechos humanos, colectivos y, en particular, del movimiento político-social Congreso de los Pueblos.

El organismo también condenó los asesinatos contra los activistas Teófilo Acuña y Jorge Tafur que tuvieron lugar este martes en el municipio de San Martín, situado en el departamento de Cesar, en el noreste del país, y urgió a la Fiscalía y a las autoridades judiciales a que continúen con las investigaciones en curso de ambos homicidios.

Acuña y Tafur eran integrantes del Coordinador Nacional Agrario y del Congreso de los Pueblos, que desde el año 2010 “reúne a procesos campesinos, afrodescendientes, indígenas, mestizos, urbanos y de trabajadores en pro de la paz y los derechos humanos”.

La Oficina instó a las autoridades a tomar todas las medidas pertinentes para garantizar la vida y la integridad de los miembros del Congreso de los Pueblos y se proteja la labor de las personas defensoras de derechos humanos en todo el país.

Finamente, reiteró su apoyo de seguir implementando su mandato con el Estado, la sociedad civil y las personas defensoras de los derechos humanos, “con el fin de contribuir a que la situación de derechos humanos mejore en el país, y prevenir que se sigan cometiendo violaciones contra las personas defensoras de derechos humanos”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here