Las víctimas colombianas del conflicto armado que viven en el exterior y 18.000 que dentro del país solicitaron la atención psicosocial como medida de reparación serán beneficiadas con una alianza entre la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y el Comité Internacional para el Desarrollo de los Pueblos (CISP). 

El director general de la entidad, Ramón Alberto Rodríguez Andrade, revisó en la sede del cooperante italiano en Medellín el acuerdo marco en dos componentes y los resultados de un convenio implementado durante el año 2020.

El primero proyecta desarrollará con los connacionales un acompañamiento para su integración local en los países de acogida o el retorno a Colombia, además del fortalecimiento de sus procesos organizativos.

En esta primera etapa “se focalizarán 6 países (Ecuador, España, Panamá, Costa Rica, Venezuela y Chile), países con gran cantidad de víctimas que han salido del país por el conflicto armado”, indicó Rodríguez. 

Según el Registro Único de Víctimas, al 31 de marzo de este año están reconocidas 25.798 personas afectadas por el conflicto radicadas en 43 países de todo el mundo.  

Además, teniendo en cuenta que la recuperación emocional es una de las medidas de reparación más requeridas, el convenio fortalecerá la implementación de las medidas de rehabilitación psicosocial y satisfacción a través de la Estrategia de Recuperación Emocional Grupal y la Estrategia de Atención Psicosocial Individual a favor de 18.000 víctimas en 100 municipios priorizados. 

Entre 2018 y 2021, los registros señalan que 83.907 víctimas accedieron a la medida de rehabilitación ofrecida por la Unidad para las Víctimas, con una inversión superior a los 12.488 millones de pesos. Se destaca que 251.522 personas se han beneficiado durante los 9 años de implementación de la Ley de Víctimas. 

Tras la revisión del acuerdo marco en Medellín, el director de la Unidad para las Víctimas afirmó que “es fundamental avanzar en la atención psicosocial en Colombia y en otros países a nuestros connacionales y la experiencia del CISP no da la confianza para esta alianza, que nos permita el cumplimiento de nuestras metas estratégicas”.  

Por su parte, Sandra Milena López Betancur, representante legal de CISP en Colombia, destacó que esta alianza “nos permitirá aportar a la reparación a las víctimas mediante un acompañamiento para la recuperación socioemocional, mientras que a las víctimas en el exterior las apoyaremos con sus emprendimientos productivos para estabilizarse en esos países. También hay un componente de retorno al país con condiciones favorables”. 

El Comité Internacional para el Desarrollo de los Pueblos es una Organización No Gubernamental (ONG) italiana fundada en 1982 con presencia en más de 30 países del mundo con proyectos de ayuda humanitaria, rehabilitación y desarrollo.  

En Colombia tiene experiencia en la atención humanitaria a población vulnerable y víctimas del conflicto, incluido un proyecto con la Unidad para las Víctimas durante el año 2020 para el seguimiento a 2.300 esquemas especiales de acompañamiento familiar y comunitario.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here