La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia firmaron una carta de entendimiento para facilitar el acceso de las personas afectadas por el conflicto armado a la educación tecnológica y profesional mediante la oferta de programas académicos, tecnológica y superior de pregrados y posgrados.

La alianza entre ambas instituciones otorgará otros beneficios a la población incluida en el Registro Único de Víctimas, como seguridad alimentaria, préstamos de equipos portátiles y módem y facilidades de transporte como el metro de Medellín.

Los estudiantes reconocidos como víctimas podrán realizar intercambios académicos entre las instituciones, seminarios y encuentros académicos, al igual que actividades investigativas y publicaciones conjuntas, producción de medios electrónicos y digitales acordes con la capacidad institucional.

La institución Universitaria también se compromete a apoyar en iniciativas para fortalecer medidas de reparación como la atención psicosocial y enfoques diferenciales, además de realizar asesoría en proyectos de generación de ingresos.

Juan David Gómez, rector del Colegio Mayor de Antioquia aseguró que “nos complace tener este tipo de alianza y poder aportarles a los jóvenes que son el futuro del país para que puedan desarrollar y alcanzar sus metas”.

Por su parte, Wilson Córdoba Mena, director de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, indicó “que se busca que jóvenes víctimas del conflicto puedan acceder fácilmente a oportunidades de la educación superior, a quienes sean residentes de los municipios antioqueños”.

El funcionario destacó que “la entidad realiza este tipo de alianzas con el fin de reparar el daño ocasionado por la violencia a través del acceso, pero también logrando la permanencia y graduación de los estudiantes de carreras universitarias, o tecnológicas”.

Durante el acto, tuvo una participación Yuliana Higuita, quien fue víctima de desplazamiento hace algunos años, pero hoy ejerce su profesión de bacterióloga en el municipio de Peque de donde es oriunda: “gracias al acompañamiento de la Unidad para las Víctimas pude graduarme del Colegio Mayor y ahora me encuentro en mi municipio desarrollando mi profesión y me encuentro feliz por ello”, dijo”.

Actualmente, el Colmayor cuenta con 874 estudiantes registrados como víctimas del conflicto armado, lo que representa un 17 % del total de la comunidad estudiantil.

Sumado a  las alianzas en los territorios con las instituciones públicas y privadas de educación superior, la Unidad para las Víctimas hace parte del Fondo de Reparación para el Acceso, Permanencia y Graduación en Educación Superior para Población Víctima del Conflicto Armado, gracias al cual cerca de 7.000 personas en Colombia con esta condición han cursado su educación superior con créditos condonables administrados por el ICETEX.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here