Casi 2000 millones de personas corren el riesgo de contraer el COVID porque sus centros de salud no tienen agua

0
107
UNICEF/Michele Sibiloni/ Un empleado de un centro de salud de Uganda limpiando el suelo con una mezcla de cloro y agua para prevenir infecciones.

Pese a que el agua, el saneamiento y la higiene son servicios básicos para la seguridad de los trabajadores y los pacientes de centros médicos muchos no cuentan con ellos. Esta situación ya se producía antes de la pandemia de COVID-19, pero este año ha puesto las disparidades al descubierto haciéndolas imposibles de ignorar.

Unos 1800 millones de personas tienen más posibilidades de contraer la COVID-19 u otras enfermedades ya que trabajan o son usuarios de centros de atención sanitaria que carecen de servicios básicos. Una de cada cuatro instalaciones de atención de salud no tiene servicios de agua, advirtieron este lunes las agencias de la ONU dedicadas a la salud y a la infancia.

La mejor descripción para hacerse una idea sobre la magnitud de esta situación la explicó el director general de la Organización Mundial de la Salud, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, cuando manifestó que “”trabajar en un centro de atención de salud sin agua, saneamiento e higiene es como enviar a enfermeras y médicos a trabajar sin equipo de protección personal”.

Tedros destacó que esas tres condiciones sanitarias son “fundamentales para detener la COVID-19, pero que todavía quedan “importantes carencias” por superar, principalmente en los países menos adelantados.

El lanzamiento del informe coincide en un momento en que la COVID-19 pone de manifiesto las principales carencias de los sistemas de salud, incluida la prevención y el control inadecuados de las infecciones.

Pese a que el agua, el saneamiento y la higiene son elementos básicos para la seguridad de los trabajadores y los pacientes de centros médicos su prestación no es una prioridad a nivel global.

De este modo, una de cada cuatro instalaciones de atención de la salud no tiene servicios de agua, en una de cada tres no se pueden lavar las manos cuando prestan atención sanitaria, en una de cada diez carece servicios de saneamiento y una de cada tres no recicla los desechos de manera segura.

Una situación que, como indica la directora ejecutiva de UNICEF Henrietta Fore, pone en riesgo la vida de los trabajadores sanitarios y a las personas que precisan atención médica.

“Esta situación ya se producía antes de la pandemia de COVID-19, pero este año ha evidenciado las disparidades haciéndolas imposibles de ignorar. A medida que volvemos a imaginar y moldeamos un mundo post-COVID, podemos y debemos asegurarnos de enviar a los niños, niñas y madres a lugares de atención equipados con servicios adecuados de agua, saneamiento e higiene. Es un requisito primordial”, afirmó categóricamente.

Los países más afectados son los menos adelantados

Pero estas carencias todavía se agravan más cuando hablamos de los 47 países menos adelantados del mundo. En estas naciones la mitad de los centros de atención sanitaria no tiene servicio de agua potable, uno de cada cuatro carece de instalaciones para el lavado de manos y tres de cada cinco precisan servicios básicos de saneamiento.

Según las estimaciones preliminares del estudio, arreglar este problema costaría aproximadamente 1 dólar per cápita. De media, se necesitan 0,20 dólares per cápita cada año para operar y mantener los servicios.

Recomendaciones principales

El estudio propone cuatro recomendaciones fundamentales:

  • Implementar planes de trabajo nacionales con costes cuantificados y una financiación adecuada
  • Supervisar y examinar periódicamente los progresos en la mejora de los servicios, las prácticas y el entorno propicio en materia de abastecimiento de agua y saneamiento
  • Ampliar las competencias del personal sanitario en respaldo a los servicios de agua, saneamiento e higiene y promover y practicar una buena higiene
  • Integrar los servicios agua, saneamiento e higiene en la planificación, el presupuesto y la programación del sector de la salud, incluidas las actividades de respuesta y recuperación a la COVID-19 a fin de ofrecer servicios de calidad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here