La estrella del boxeo mexicano Saúl “Canelo” Álvarez entabló una demanda por incumplimiento de contrato contra Óscar de la Hoya, Golden Boy Promotions y DAZN, debido a que no le han podido dar una pelea desde noviembre de 2019, según fuentes de ESPN Digital.

La demanda se interpuso este martes en una corte federal de Los Ángeles, California.

Álvarez y su equipo no se convencieron de las ofertas que le habían dado para regresar al ensogado y optaron por tomar el camino legal debido a que considera no le están cumpliendo con los acuerdos.

“Soy el número uno libra por libra del mundo. No tengo miedo a ningún oponente en el ring, y no voy a dejar que las fallas de mi plataforma de distribución o promotores me mantengan lejos del ring”, dijo Canelo a través de un comunicado. “Interpuse la demanda, así que puedo ya regresar al boxeo y darle a mis fanáticos las peleas que se merecen”, añadió.

“Canelo” firmó una extensión de contrato con Golden Boy Promotions por cinco años, y a su vez firmó un acuerdo histórico por 365 millones de dólares y 11 peleas con la cadena de streaming DAZN. La primera pelea con Rocky Fielding, en diciembre de ese año, sería por 15 millones y el resto por una garantía de 35 millones.

De acuerdo con el contrato signado entonces, que convirtió al mexicano en el peleador que más dinero le habían garantizado en la historia, mínimo tenía que peleas Álvarez dos veces al año, pero no le han podido concretar ningún combate a pesar de que DAZN ya se reactivó con algunas peleas, y para su regreso se sabe que no le estaban ofreciendo siquiera la mitad de lo que tenía garantizado.

Fuentes han revelado a ESPN que el contrato signado en el último trimestre de 2018 entre Golden Boy Promotions y DAZN fue de 415 millones de dólares, esos primeros 15 millones eran por la pelea de Fielding, y luego “Canelo” cobraría 35 millones por pelea y 5 millones más serian para Golden Boy Promotions, que tendría también a favor la taquilla en cada una de las peleas para poder maniobrar con rivales y demás gastos para la cartelera.

Si bien ya había ciertos problemas entre “Canelo” con Golden Boy Promotions, sobre todo cuando no pudieron concretar la pelea obligatoria por el campeonato de la Federación Internacional de Boxeo ante Sergiy Derevyanchenko y al final el organismo le quitó el título al mexicano, la realidad es que 2020 e incluso 2021 lucían bien, sobre todo después de que “Canelo” obtuvo el premio a peleador del año en 2019.

Hasta antes de la pandemia, “Canelo” tenía un plan trazado que era pelear con Billy Joe Saunders en mayo en 168 libras, luego ir a pelear en septiembre contra Gennadiy Golovkin en las 160 libras, pelea por la que incluso le iban a dar 10 millones de dólares más, y podría cerrar el año peleando contra Ryota Murata en Japón en espera de convertirse en campeón indisputado de las 160 libras antes de asentarse en las 168 libras de nuevo.

Incluso, para 2021 existía el plan de llevarlo a pelear fuera de Estados Unidos, ya que tanto Inglaterra como México aparecían en el mapa. Callum Smith era un rival para ese proyecto, mientras que para México tendrían la posibilidad de buscar en ese momento al mejor disponible; sin embargo, tanto el plan de 2020 como el de 2021 se fueron a la borda por la pandemia.

Hasta hace unos días, DAZN había hecho una oferta a Golden Boy para que “Canelo” regresara en noviembre o diciembre. Se habló de una oferta de 15 millones de dólares más otra parte en acciones de la compañía, lo cual terminó por no satisfacer a “Canelo” y su equipo, y fue entonces que se inclinaron por la demanda que se ha dado a conocer este martes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here