Brasil y Argentina registran los rayos de más largo alcance y duración de la historia

0
49

En el sur de Brasil un rayo recorrió 709 kilómetros, el equivalente a la distancia entre Londres y Suiza, mientras que en el norte de Argentina uno de estos fenómenos alcanzó casi 17 segundos de duración. Se trata de récords naturales extraordinarios que son estudiados por científicos gracias a la tecnología satelital.

La Organización Meteorológica Mundial confirmó este jueves dos récords mundiales: el rayo de mayor alcance y de mayor duración.

El 31 de octubre de 2018 se registró en partes del sur del Brasil el rayo de mayor extensión horizontal a nivel mundial: 709 km. Esto equivale a la distancia entre Boston y Washington D. C. en los Estados Unidos o entre Londres y la frontera de Suiza cerca de Basilea.

Más tarde, el 4 de marzo de 2019, en el norte de Argentina, se batió un récord de duración de un rayo que se desarrolló continuamente durante 16,73 segundos.

Estos récords de megarrayos que fueron verificados mediante nuevas tecnologías de imágenes satelitales, superan en más del doble los valores anteriores medidos en los Estados Unidos y Francia.

Las conclusiones se publicaron en la revista científica Geophysical Research Letters de la Unión Geofísica Estadounidense antes del Día Mundial de la Seguridad contra los Rayos, que se celebra este próximo 28 de junio.

“Estos son récords extraordinarios de rayos individuales. Las mediciones de fenómenos extremos ambientales son una prueba viviente de lo que la naturaleza es capaz de hacer, así como de los avances científicos que se han logrado para poder realizar esas evaluaciones. Es probable que existan fenómenos extremos aún mayores y que podamos observarlos a medida que evolucione la tecnología de detección de rayos”, dijo el profesor Randall Cerveny, ponente de la Organización Meteorológica Mundial sobre los registros mundiales de fenómenos meteorológicos y climáticos extremos.

“Esto proporcionará información valiosa para establecer límites en la escala de rayos, incluidos los megarrayos, de interés para la ingeniería, la seguridad y la ciencia”, agregó el experto.

El récord anterior del rayo de mayor extensión horizontal fue de 321 km el 20 de junio de 2007 en el estado de Oklahoma, Estados Unidos. Tanto en el caso del récord anterior como del actual se utilizó el mismo método de cálculo del arco del círculo máximo para medir el alcance del rayo; mientras que el récord anterior de mayor duración fue de 7,74 segundos el 30 de agosto de 2012 en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, Francia.

WMO/Injoo HongUna tormenta sobre Banghwa-ri en Gyeongsangnam-do, Corea del Sur.

El peligro de los rayos

Los rayos son un gran peligro que se cobra numerosas vidas cada año. Las conclusiones ponen de relieve importantes preocupaciones de seguridad pública respecto de las nubes electrificadas donde los rayos pueden desarrollarse a través de grandes distancias.

La OMM recuerda la regla de 30-30: si el tiempo que transcurre entre el rayo y el trueno es menos de 30 segundos, hay que buscar refugio y es aconsejable esperar 30 minutos después de que se haya observado el último rayo antes de retomar las actividades al aire libre.

Por ejemplo, en 1975, 21 personas murieron en Zimbabwe, cuando un rayo cayó sobre ellas mientras se apiñaban en una choza buscando resguardo.

También 469 personas murieron en Dronka, Egipto, en 1994, cuando un rayo impactó en un depósito de tanques de combustible, lo que produjo el derrame del líquido en llamas hacia la ciudad.

NASAUn satélite visto desde el espacio.

Tecnología espacial

Gracias a los avances recientes en el mapeo espacial de rayos existe la posibilidad de medir, de forma continua, el alcance y la duración de los rayos en amplios ámbitos geoespaciales. Un ejemplo de estos nuevos instrumentos son los generadores geoestacionarios de mapas de rayos (GLM), instalados a bordo de los satélites geoestacionarios operacionales para el estudio del medioambiente de la serie R (GOES-16 y GOES-17) que registraron los récords de rayos, y sus equivalentes en órbita de Europa (el generador de imágenes de rayos de los Meteosat de Tercera Generación (MTG)) y China (generador de mapas de rayos FY-4).

“Este aumento significativo de nuestra capacidad de teledetección espacial ha permitido detectar fenómenos extremos de rayos no observados anteriormente, conocidos como megarrayos, que se definen como descargas eléctricas horizontales en mesoescala que alcanzan cientos de kilómetros de longitud”, dijo el autor principal y miembro del comité de evaluación Michael J. Peterson, del grupo Space and Remote Sensing (ISR-2) (Espacio y Teledetección) del Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Estados Unidos.

La Organización explica que los instrumentos espaciales proporcionarán una cobertura casi mundial de la actividad total de rayos, tanto en las nubes como los rayos de nube a tierra. Esta cobertura incluye las zonas del continente americano que son críticas en relación con las tormentas conocidas como sistemas convectivos de mesoescala, cuya dinámica hace posible que se produzcan megarrayos extraordinarios, a saber: las Grandes Llanuras en América del Norte y la cuenca del Plata en América del Sur.

En el archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos de la OMM se lleva un registro oficial de los fenómenos extremos que han batido récords a nivel mundial, hemisférico y regional y que están asociados a una serie de condiciones meteorológicas específicas.  Actualmente, el archivo registra valores extremos de temperatura, presión, precipitación, granizo, viento y rayos, así como en relación con dos tipos específicos de tormentas: los tornados y los ciclones tropicales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here