Al menos nueve palestinos murieron, entre ellos tres niños, por ataques aéreos de Israel sobre la Franja de Gaza en el marco de la tensión entre ambas partes ante la represión, las fuerzas israelíes en la mezquita Al-Aqsa.

Este enfrentamiento se produce poco después de que Hamas fijara un plazo, para que Israel retirara sus fuerzas de seguridad del recinto de la mezquita.

 Según los primeros reportes, desde Gaza se lanzaron siete cohetes, de los cuales uno habría sido interceptado por las defensas aéreas de Israel. Las explosiones han impactado en zonas residenciales de las afueras de la ciudad.

 Más de 300 palestinos resultaron o heridos en los últimos enfrentamientos con la policía de Israel en la Explanada de las Mezquitas. El ejército israelí aumentó su presencia a lo largo de la frontera con Gaza durante los violentos enfrentamientos entre palestinos y Policía en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén.

Por su parte, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha hablado de “batalla entre la tolerancia y la intolerancia, entre la violencia y el orden”, antes defender la labor de las fuerzas de seguridad “en esta lucha justa”. El Parlamento israelí fue evacuado tras la activación de las sirenas de alarma.

 La policía también empezó a trasladar a personas desde la Ciudad Vieja de Jerusalén hasta lugares más seguros, reportan medios locales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here