Jeanine Áñez da un paso al costado y ya no es candidata presidencial para las elecciones del 18 de octubre en Bolivia.

“Hoy dejo de lado mi candidatura a la presidencia para cuidar la democracia. No es un sacrificio, es un honor”, señaló en un mensaje grabado.

“Si no nos unimos vuelve Morales, vuelve la dictadura”, afirmó en referencia al expresidente Evo Morales, exiliado en Argentina.

La presidenta interina lo anunció este jueves, días después de que dos encuestas nacionales la situaran muy lejos de los principales candidatos.

Áñez ascendió a la presidencia el 12 de noviembre de 2019, dos días después de la renuncia de Evo Morales en medio de enormes protestas sociales tras las elecciones de octubre pasado.

Las encuestas

Pese a que al principio aseguró que no sería candidata, Áñez confirmó su postulación en enero junto con el empresario Samuel Doria Medina, quien también declinó su postulación.

La mandataria, que en ese primer momento se ubicaba segunda en la preferencia, descendió al cuarto puesto en los más recientes estudios de opinión.

Las encuestas sitúan como favorito por amplia ventaja al economista Luis Arce Catacora, exministro de Morales, y ubican en segundo lugar al expresidente Carlos Mesa.

El último estudio de opinión incluso marcó que Arce Catacora estaba en el umbral de un triunfo en primera vuelta.

Desde Buenos Aires, Morales expresó en los últimos días que tiene la seguridad que recuperarán el gobierno de Bolivia el 18 de octubre.

El líder cocalero perdió la presidencia de su país tras la anulación de las elecciones del 20 de octubre pasado en las que se declaró ganador.

La dispersión del voto anti-Evo

La posibilidad del retorno al poder del partido del exmandatario aumentó la presión para que los posibles candidatos no dispersen el voto.

Pese a que los detractores de Morales insistieron mucho en la conformación de un frente de unidad para estas elecciones, al final fueron siete los postulantes que se presentaron para combatir en las urnas un posible retorno del evismo.

De manera paradójica, durante buena parte de la campaña se lanzaron dardos entre ellos dejando de lado al favorito Arce Catacora.

Hasta el último momento, Áñez intentó sobrepasar a Mesa y posicionarse en el segundo lugar de la preferencia, pero no lo logró.

Y, a un mes de las elecciones, decidió retirarse.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here