El francés Karim Benzema y el Belga Thibaut Courtois presentaron ante el Santiago Bernabéu y la afición madridista los trofeos al mejor futbolista y mejor portero del mundo.

Los astros del Real Madrid fueron recibidos por un estadio blanco repleto, Primero el arquero leyenda del equipo merengue, Iker Casillas entregó a Courtois el merecido merito, y luego Luka Modric y Zinedine Zidane, ganadores del Balón de Oro con el conjunto blanco, le otorgaron el trofeo a Benzema.