La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha pedido una investigación independiente sobre lo ocurrido en la ciudad ucraniana de Bucha, donde tras la retirada de las tropas rusas han aparecido decenas de cadáveres de civiles asesinados.

“Estoy horrorizada por las imágenes de civiles que yacen muertos en las calles y en fosas improvisadas en la ciudad de Bucha en Ucrania”, ha dicho Michelle Bachelet este lunes.

La Alta Comisionada señala que los informes que están apareciendo en esta y otras zonas plantean cuestiones graves e inquietantes sobre posibles crímenes de guerra, graves infracciones del derecho internacional humanitario y graves violaciones del derecho internacional de los derechos humanos.

“Es esencial que se exhumen e identifiquen todos los cuerpos para poder informar a las familias de las víctimas y establecer las causas exactas de la muerte. Deben tomarse todas las medidas para preservar las pruebas”, agregó.

Para Bachelet, es vital que se hagan todos los esfuerzos posibles para garantizar que se lleva a cabo una investigación independiente y efectiva sobre lo ocurrido en Bucha, a fin de garantizar la verdad, la justicia y la rendición de cuentas, así como la reparación y el remedio para las víctimas y sus familias.

La Misión de Observación de los Derechos Humanos de la ONU en Ucrania está intentando visitar estos lugares sin demora y está vigilando de cerca los ataques a escuelas, hospitales y otras infraestructuras civiles.

La petición de la Alta Comisionada sobre una investigación independiente de la matanza de Bucha sigue a la que ayer hizo el propio Secretario General de la ONU.

“Estoy profundamente conmocionado por las imágenes de los civiles asesinados en Bucha, Ucrania. Es esencial que una investigación independiente conduzca a una efectiva rendición de cuentas”, dijo António Guterres el domingo en una breve declaración.

Osnat Lubrani, coordinadora humanitaria de la ONU para Ucrania, señaló por su parte que “los ucranianos están soportando un infierno durante más de un mes, miles de civiles han muerto”, escribió.  “Esta horrible guerra tiene que terminar“.

La Alta Comisionada de los Derechos HUmanos, Michelle Bachelet, se dirige al Consejo de Derechos Humanos.

Es probable que el número de víctimas sea mayor

La ONU sigue presionando para que se ponga fin a la guerra en Ucrania, que el Secretario General ha calificado de “imposible de ganar”.

El conflicto comenzó el 24 de febrero, cuando Rusia invadió el país.  Desde entonces, se han registrado 3455 víctimas civiles, según la última actualización de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, publicada el domingo.

De esa cifra, 1417 personas murieron y 2038 resultaron heridas, aunque se cree que las cifras reales son considerablemente mayores.

La mayoría de las víctimas fueron causadas por el uso de armas explosivas con una amplia área de impacto, incluyendo bombardeos de artillería pesada y sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes, y ataques con misiles y aéreos.

El Secretario General António Guterres habla ante la prensa sobre la guerra en Ucrania.

El acceso humanitario es fundamental

En un tuit el viernes, Guterres dijo que la ONU “está haciendo todo lo posible para apoyar a las personas cuyas vidas han sido trastornadas por la guerra en Ucrania”.

Los trabajadores humanitarios han llegado a más de 1,4 millones de personas, principalmente en el este, “pero esto no es suficiente”, dijo. “Necesitamos un acceso seguro y sin obstáculos a todas las zonas”.

Con este fin de facilitar el acceso para la ayuda de emergencia, el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios, Martin Griffiths, se encuentra en Moscú, donde ha mantenido hoy varias reuniones de alto nivel con funcionarios del Gobierno ruso, entre ellos el Ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, el viceministro de Asuntos Exteriores, Sergey Vershinin, y el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, informó el lunes la Oficina del Portavoz de la ONU.

Las reuniones de Griffiths tienen por objeto explorar los posibles acuerdos y arreglos para un alto el fuego humanitario en Ucrania con las partes del conflicto.

Los combates han desplazado a más de 10 millones de personas, tanto dentro del país como fuera de sus fronteras como refugiados.

“La velocidad del desplazamiento, junto con el enorme número de personas afectadas, no tiene precedentes en Europa en los últimos tiempos”, declaró Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, al concluir una visita a Ucrania la semana pasada.

Para responder a las crecientes necesidades humanitarias, la ONU y sus socios lanzaron el mes pasado un llamamiento de emergencia de 1700 millones de dólares para apoyar a la población de Ucrania y a los que han huido al extranjero.

Más de 4,1 millones han encontrado refugio en países vecinos como Polonia, Eslovaquia, Hungría, Rumanía y Moldavia, y más allá.

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto celebrar una reunión sobre Ucrania el martes. En la reunión participará el Secretario General, António Guterres.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here