El 9 de julio es el día en que Argentina celebra su independencia, pero en este caso el ambiente que se respira en algunos puntos de Buenos Aires está lejos de ser festivo. Habitantes de la capital salen a las calles para protestar contra el Gobierno.

La economía argentina, afectada por problemas estructurales, no atraviesa su mejor momento. La pandemia de coronavirus solo ha empeorado las cosas, y los argentinos se encuentran limitados por una cuarentena que parece no tener fin.

No obstante, eso no es impedimento para muchos protestantes que han decidido congregarse en las calles de la capital del país para protestar contra el Gobierno en pleno Día de la Independencia de la República Argentina.

epa08499101 People protest in front of the obelisk of the City of Buenos Aires, Argentina, 20 June 2020. Argentina was the scene this Saturday of marches, honks and ‘cacerolazos’ that took place in several cities against the expropriation of the Vicentin agro-export company by the Government. At the Obelisk of Buenos Aires, thousands of people gathered, many on foot and others with their cars, carrying Argentine flags in the midst of the quarantine of the COVID-19 pandemic, to demand that the State back down with the expropriation of the company, originally from the province of Santa Fe (east center). EPA/Juan Ignacio Roncoroni

Los manifestantes exigen mejores condiciones económicas y tratan de evitar la expropiación de la empresa agroexportadora Vicentin. El Gobierno quiere rescatar a esta compañía, que se encuentra con un pedido de quiebra, para evitar que se pierdan los trabajos de las personas empleadas en ella.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here