Un pedazo masivo de basura espacial de China está dando vueltas impredecibles al planeta Tierra y podrían llover escombros sobre Nueva York u otra área metropolitana de EE.UU. en los próximos días, advirtieron ayer los científicos.

El objeto de 21 toneladas es la etapa central de uno de los cohetes más grandes de China, el Long March 5B, que lanzó el primer módulo para la estación espacial de ese país.

 Cuando el componente central se separó del resto del cohete, se suponía que la parte restante tomaría un camino predeterminado que lo enviaría a caer al océano. Pero en cambio está orbitando de manera impredecible.

 Hay varios lugares posibles donde los escombros que sobrevivan al reingreso a la atmósfera terrestre podrían colapsar, incluidos Nueva York, Madrid y Beijing en el hemisferio norte; y el sur de Chile y Wellington (Nueva Zelanda), en el hemisferio austral, informó el medio.

Su aterrizaje exacto es imposible de predecir debido a su velocidad actual, completando la órbita de la Tierra cada 90 minutos. El resultado más probable será que caiga en el océano o en regiones habitadas, que representan una gran parte del rango proyectado.

El astrónomo estadounidense Jonathan McDowell ha estado informando en su cuenta Twitter y detalló que es probable que las piezas grandes sean destruidas por el intenso calor durante el reingreso a la Tierra, pero las más pequeñas sí pueden llegar al suelo.

“Creo que según los estándares actuales es inaceptable dejar que vuelva a entrar sin control”, advirtió. “Desde 1990, nada más de 10 toneladas se ha dejado deliberadamente en órbita para volver a entrar sin control”.

 Sin embargo, la sección Long March 5B es significativamente más grande que la del cohete Falcon 9 de SpaceX, que supuestamente causó la caída de escombros en el campo de un granjero en el estado de Washington el mes pasado.

Los funcionarios espaciales chinos activaron el cohete portador Long March 5B la semana pasada en el Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la provincia sureña de la isla Hainan, dijo la emisora estatal CCTV. Llevaba módulos para la primera estación espacial permanente del país, que se completará alrededor de 2022.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here