Los donantes internacionales que participaron en la Conferencia para Afganistán 2020 celebrada este martes en Ginebra prometieron apoyo financiero y político para el proceso de paz en ese país y abogaron por un alto el fuego sostenible que ayude a la recuperación y reconstrucción tras décadas de conflicto.

“Hoy es un buen día para el pueblo afgano”, afirmó Deborah Lyons, jefa de la Misión de Asistencia de la ONU para Afganistán (UNAMA).

En una conferencia de prensa, Lyons dijo que el mundo se unió para dar un mensaje enfático a ese país: “¿Cuál es el mensaje? Estamos con ustedes”, recalcó.

Rendición de cuentas

La jefa de la UNAMA explicó que las promesas de apoyo de los donantes sumarían miles de millones de dólares, pero aclaró que el gobierno deberá rendir cuentas de cómo se distribuyó, además de que deberá construir sobre los logros obtenidos en el pasado y trabajar en el fortalecimiento de las instituciones de gobernanza y protección de los derechos humanos.

El ministro finlandés de Relaciones Exteriores, Pekka Haavisto, cuyo país copatrocinó el evento junto con Afganistán y las Naciones Unidas, informó que 66 gobiernos y más de 30 organizaciones internacionales participaron en la conferencia virtual.

“Todos los afganos están mirando hacia Ginebra”, apuntó el viceministro de Finanzas afgano Abdul Habib Zadran, añadiendo que el pueblo de Afganistán “espera mucho de la comunidad internacional”.

Guterres pide un alto el fuego incondicional

El Secretario General de la ONU, António Guterres, se dirigió a la Conferencia en un mensaje de video en el que recordó que el pueblo afgano ha sufrido durante demasiado tiempo y que las mujeres afganas han pagado un alto precio en el conflicto.

“Es absolutamente esencial que las mujeres desempeñen un papel sustantivo e igualitario en el proceso de paz”, enfatizó.

Guterres instó a un alto el fuego inmediato e incondicional para salvar vidas y evitar una mayor propagación del COVID-19 en el país.

Pese a las conversaciones de paz comenzadas en septiembre, la violencia no ha cesado en Afganistán y esta mañana dos explosiones en la ciudad central de Bamiyán causaron la muerte de al menos 14 personas e hirieron 45 o más, según despachos de prensa.

“El avance hacia la paz contribuirá al desarrollo de toda la región y será un paso vital hacia el regreso seguro, ordenado y digno de millones de afganos desplazados y refugiados. Las Naciones Unidas están con el pueblo de Afganistán en el camino hacia la paz, el desarrollo y la autosuficiencia”, puntualizó Guterres.

“Los afganos queremos paz”

En la Conferencia participó también el presidente afgano, Ashraf Ghani, quien participó en un enlace de video, aseguró que su gobierno se esforzará para superar los desafíos de la corrupción, la pandemia, la pobreza, la incertidumbre y la inseguridad.

Ghani hizo eco al Secretario General y pugnó por un alto el fuego inmediato.

“¿Cuál es la prioridad del pueblo afgano? La paz. Hoy, nosotros, el pueblo y el gobierno afganos, así como la comunidad internacional, compartimos la visión de un Afganistán soberano, unificado y democrático, en paz consigo mismo, con la región y con el mundo, capaz de preservar y ampliar los logros de las dos últimas décadas ”, apuntó.

“Debemos poner fin a la violencia que acecha nuestras vidas y priva a nuestros hijos de las alegrías de la infancia”, concluyó Ghani.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here