El plan de invierno para combatir el aumento de COVID tiene varios niveles y hace un buen uso de las lecciones que aprendimos con tanto esfuerzo en la primavera. Primero, gestionaremos la capacidad hospitalaria para mejorar e igualar la atención.

En segundo lugar, aumentaremos y equilibraremos los recursos de prueba y la disponibilidad. En tercer lugar, mantendremos las escuelas abiertas de forma segura. En cuarto lugar, intentaremos prevenir la propagación viral que se origina en pequeñas reuniones. Y quinto y finalmente, operaremos un programa de vacunación equitativo y seguro.

“Espero que hayas tenido un buen fin de semana de Acción de Gracias. Estamos entrando en una nueva fase en la guerra contra COVID y, por tanto, se requiere una nueva estrategia. Necesitamos asegurarnos de que los hospitales tengan la capacidad y el personal suficientes para hacer frente a la oleada de otoño e invierno que se avecina” relató Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York.

“Se acerca una vacuna y esta crisis terminará. Pero hasta que eso suceda, no debemos sobrecargar nuestros sistemas hospitalarios para que podamos salvar vidas. Ese es el objetivo del Plan de invierno, pero también es una misión que todos debemos respaldar. Hemos pasado por lo peor, pero aún no hemos terminado” afirmó el gobernador Cuomo.

El Departamento de Salud del Estado está implementando nuevas medidas hospitalarias de emergencia para administrar la capacidad. Se ordena a los hospitales que identifiquen al personal médico jubilado, se preparen para agregar un 50 por ciento de capacidad de camas y confirmen que tienen la reserva obligatoria de 90 días de EPP, entre otras medidas.
 
El Estado refinará los criterios para las zonas amarilla, naranja y roja. El perfeccionamiento tendrá en cuenta factores importantes, incluida la tasa de hospitalizaciones, las camas disponibles en el hospital y la UCI, y el personal hospitalario, y es parte de nuestra estrategia más amplia de proteger la capacidad hospitalaria.

“Estos cambios se implementarán después de que los expertos evalúen cualquier efecto posterior al Día de Acción de Gracias en los números de COVID” dijo Cuomo.
 
El Estado alentará a los distritos escolares a mantener abiertas las escuelas, particularmente las escuelas K-8. Nuestros esfuerzos se centrarán en mantener abiertos los grados K-8 y Educación especial siempre que se pueda realizar de forma segura, utilizando pruebas sostenibles y continuas. Si bien los distritos escolares locales pueden cerrar a niveles bajo la regla de cierre obligatorio del estado, se les insta a mantener abiertas las escuelas K-8 siempre que sea seguro.
 
Las pequeñas reuniones ahora se han identificado como la propagación número uno de COVID-19. Al menos el 65 por ciento de todos los casos provienen de estos entornos y dieciséis estados, incluido Nueva York, ya tienen reuniones limitadas a no más de 10 personas. Si bien la capacidad del gobierno para monitorear pequeñas reuniones es limitada, la educación pública sobre las preocupaciones de seguridad de las pequeñas reuniones es crucial. Ayúdanos a correr la voz sobre el peligro que representan estas reuniones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here