ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, condenó la muerte violenta de una mujer transexual salvadoreña que había solicitado asilo en Guatemala.

El cadáver fue encontrado el 1 de agosto en su domicilio en Ciudad de Guatemala. La mujer salió de El Salvador en 2017 huyendo de la violencia por su identidad de género y de la persecución de las maras.

ACNUR pide a las autoridades guatemaltecas que investiguen a fondo la muerte.

La violencia y la persecución obligan cada vez a más personas de Centroamérica a huir de su país en busca de protección. En 2019, más de 188.000 ciudadanos de El Salvador, Guatemala y Honduras presentaron solicitudes de asilo en otras naciones. En total, unas 790.000 personas se han desplazado dentro de sus países o a través de las fronteras en busca de protección. La región tiene algunas de las tasas más altas de violencia doméstica, feminicidios y violencia sexual y de género.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here