Evelyn Hernández, una joven salvadoreña, de 21 años acusada dos veces por homicidio agravado, luego de dar a luz un bebé muerto, ha sido absuelta de los cargos.

La decisión del tribunal de El Salvador, ha sido tomada como una victoria por organizaciones defensoras de derechos humanos, por tratarse de un caso emblemático ya que este país es uno de los que tiene las legislaciones más rígidas contra el aborto.

El caso, contra Evelyn Hernández, quien quedó embarazada producto de una violación, había iniciado en 2016, cuando su bebé fue encontrado muerto en el baño de su casa y ella estaba desmayada.

“¡Absuelta!!!, sí se pudo”, escribió en su cuenta de Twitter la abogada Bertha María Deleón, quien junto a un grupo de abogados se encargó de defender a la joven salvadoreña.

En un primer juicio concluido en julio de 2017, la joven había sido condenada a 30 años de cárcel, luego que la Fiscalía salvadoreña la acusara de homicidio agravado en la modalidad de comisión por omisión y pedía 40 años de cárcel. Esta sentencia fue anulada en febrero de este año por la sala penal de la Corte Suprema de Justicia y a la joven la acusaron nuevamente.

La defensa argumentó que el bebé nació muerto porque aspiró meconio, el primer excremento que, al ser expulsado dentro del vientre causa daño al feto. La defensa además alegó que no fue un aborto provocado, cómo decía la Fiscalía.

Por su parte, Evelyn Hernández, quien siempre defendió su inocencia. Durante los dos juicios mantuvo su versión que no sabía que estaba embarazada y que había perdido el conocimiento durante el parto.

“Gracias a Dios se hizo justicia. También les doy las gracias a ustedes que han estado aquí presentes”, dijo Evelyn Hernández al salir del juico a mujeres que se había presentado a los tribunales a pedir justicia por la joven.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here