El presidente Luis Abinader deploró el proceso de distribución de las vacunas contra el coronavirus, donde los países más ricos las han acaparado de una forma injusta, negando el acceso a los países de menos ingresos, en contradicción con toda noción de solidarizada humana que plantean estos tiempos.

En su discurso en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno,  Abinader dejó claro que no están abogando por ayuda humanitaria, no fondo de beneficencia, sino un modelo de producción y redistribución

“Que quede bien claro. No estamos abogando por ayuda humanitaria o por fondos de beneficencia. Lo que estamos planteando es una alianza para el desarrollo que nos permita transitar como región a un nuevo modelo productivo y redistributivo”, expresó.

 Dijo que el sentimiento de vulnerabilidad que han descubierto con el coronavirus hace más evidente la responsabilidad del planta, y lleva a los gobiernos a revertir la trayectoria que han llevado hasta ahora.

“Sin embargo, y a pesar de la necesidad de una renovada visión multilateral, en el proceso de distribución de las vacunas contra el Covid-19, hemos observado que los países más ricos han adoptado políticas de acaparamiento que niegan, de una manera lamentable e injusta, el acceso a las mismas de los países de bajos y medianos ingresos, en contradicción con toda noción de solidaridad humana”, dijo el mandatario dominicano.

Abinader refirió al señalamiento de la CEPAL, de que para enfrentar la crisis sanitaria por el coronavirus se requieren de pactos políticos y sociales que permitan universalizar la protección social y la salud.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here