Más de 65 jefes de Estado y Gobierno, así como presidentes de empresas y entidades financieras internacionales declararon este lunes su compromiso para salvar la biodiversidad amenazada del planeta a través de acciones urgentes y transformadoras.

El llamado se realiza a dos días de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad en la que se espera revitalizar el compromiso mundial para proteger a la naturaleza.

“La pandemia de COVID-19 es prueba de nuestra relación disfuncional con la naturaleza, no estamos cumpliendo con los objetivos de biodiversidad que se establecieron en Japón hace diez años, el progreso en todo esto es verdaderamente pobre”, alertó el Secretario General de la ONU.

En 2010, en Nagoya, Japón, líderes de más de 190 países establecieron, entre otras, metas para reducir a la mitad la pérdida de hábitats naturales y aumentar la superficie de tierra del mundo ocupada por reservas naturales al 17% para 2020.

Sin embargo, las evaluaciones recientes de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) concluyeron que las tasas de extinción de especies son actualmente de diez a cientos de veces más altas que los promedios históricos.

“La emergencia planetaria está sobre nosotros impulsada por las amenazas de la crisis climática y el colapso de la biodiversidad, la vida en el planeta está amenazada. Estamos en guerra con la naturaleza y la naturaleza está contraatacando, los desastres de la biodiversidad están ocurriendo ahora mismo, con derrames de petróleo que están devastando muchos ecosistemas y los incendios forestales que están matando personas y destruyendo hábitats, además de dejar pérdidas económicas incalculables”, agregó António Guterres.

 Más acción y menos palabras

El presidente de la Asamblea General, Volkan Bozkir, expresó durante el evento que, como comunidad internacional, no se ha estado a la altura de los ideales o compromisos en materia de biodiversidad, y dijo que ninguno de los objetivos de 2010 se ha cumplido completamente.

“Claramente, las palabras y las buenas intenciones no son suficientes. No limpiarán los océanos, no salvarán a los elefantes ni evitarán la deforestación. Solo nuestras acciones pueden hacer eso”, afirmó.

No obstante, dijo, un estudio reciente señaló que desde 1993 se han logrado salvar más de 40 especies animales.

“Esto se hizo con acciones locales, nacionales e internacionales e incluyó la protección del hábitat, la reintroducción de especies y la protección legal, entre otros esfuerzos. Esto demuestra que podemos cumplir. Así que inspirémonos en estos acontecimientos positivos. Apoyémonos en estos éxitos y desarrollemos sobre ellos”, dijo.

 La naturaleza, el soporte vital que necesitamos todos

El historiador, ecologista y documentalista inglés David Attenborough también participó en el evento, y expresó que durante su vida ha sido testigo de la naturaleza en su forma más “fascinante y vibrante” pero que también ha observado los cambios que amenazan a nuestra civilización.

“Las únicas condiciones que han conocido los humanos modernos están cambiando y cambiando rápidamente. Todos ustedes están en posiciones en las que pueden hacer una mayor diferencia que la mayoría, si alguna vez hemos necesitado una señal fuerte de los líderes mundiales, de personas como ustedes, para que podamos resolver esto, es ahora”, dijo a los dirigentes mundiales.

Para Attenborough, que el 4 de octubre estrena un documental en el que atestigua el cambio que ha visto en la naturaleza en sus más de 50 años de trabajo, el mundo es una maravilla única y espectacular.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here